Ensayo (1)

Claustrofobia generalizada, paralizante y agobiante. Impersonal y deshumanizadora. Agobia, embosca y detona los rincones del alma.

Machaca los sueños con su gris rutina y así ataca implacable todo sentido de pertenencia y raíz en lo natural. Monumentos de esperanzas truncas cada vez más altos, tejen los surcos donde sus víctimas inconscientes no verán el cielo y deambularán con errante seguridad, siempre hacia atrás.

Amarillenta es la oscuridad que envuelve la madrugada, entre cucarachas y muertos invisibles que se revuelcan nauseabundos entre la basura estancada. Apuñalados tanto que ya no sangran menos duelen, son paisaje. A solo un metro de frío, sueña entre la luz y el zumbido de un cajón, quien tiene su estómago lleno y mentiras en el bolsillo. Es su mente que se imagina libre de la prisión del envenenado y acostumbrado montón de órganos y músculos que la retiene. Anestesiada está la conciencia mientras solo transcurre su devenir estomacal.

Absurda repetitividad condenada al feliz fracaso.

Extinción inevitable.

Raúl J. Ferrer Justo

bw-3